El espacio MERKOZY

[Por el grupo de economistas de Santa Fe Associates Int.]

Desde pequeños hemos sido enseñados sobre  los distintos mitos que acuñaron los griegos.
Mitos eran algo así como los discursos. La esencia fáctica de los pensamientos
uniformemente aceptados por un pueblo. Sin duda con escéptico descreimiento para
la generalidad de los que los aceptaban.

Pero al formar parte de la cultura de un pueblo, fueron advertidos como reales. Como decía Esquilo, los mitos en  definitiva eran  «las historias completas que oirás en un breve lapso de tiempo».

Nunca se dijo que fueran reales. Tampoco se discutían con ese valor entendido.

Y hoy ocurre que algunos de esos mitos cobran verismo. Europa, tomó su denominación de la mitología griega que atribuyó ese nombre a una mujer fenicia de Tiro, ciudad hoy conocida como Sour, en  el sur del Líbano.  Cuéntase que Zeus [dios de los dioses]
decidió raptarla para violarla y para ello se convirtió en toro y se mezcló con otros congéneres, para finalmente llevársela sobre  sus ancas.

Esta leyenda, nos entusiasma a relacionar este acto de posesión [que según los griegos tuvo lugar bajo un plátano en la isla de Creta] con los hechos que vivimos en este siglo XXI.

El toro se nos aparece como el símbolo de Wall Street y la ninfa rodeada por su séquito recogiendo flores, el mismo territorio de la comunidad europea.

Si advertimos lo ocurrido en los días posteriores al 8 de octubre de 2008, podríamos ver algo asombroso. La crisis de las entidades  financieras en los Estados Unidos, llegó a las orillas orientales del Atlántico con una velocidad inusitada y la fuerza de ese toro bursátil, y violando las organizaciones de la nonagenaria señora europea – que por su parte se había excedido en sus gastos – termina por desquiciar a los países que la integran.

Europa ha quedado violada en sus creencias comunitarias. En situación grave. Casi desesperada.

No creemos que exista ninguna posibilidad de solución para ella, de no acudir a criterios heterodoxos. Simplemente porque estamos hablando de una deuda total del grupo de países europeos que oscilaba al 31 de diciembre de 2010, en los 10, 2 miles de billones de euros [en magnitudes expresadas en español = 10¹⁶ ]

Solo a efectos comparativos, este monto total de deuda, es equivalente al monto del PIB de tres años y medio consecutivos de Alemania.   O  igual a 15,8 años del de Argentina.

Esta magnífica deuda no parece tener repago en  condiciones ortodoxas.  El Fondo de europeo de estabilidad financiera sumará más de 1 billón de euros, según las declaraciones de la Canciller Ángela Merkel, esto es el 1 ∕ooooo [uno cada diez mil] del monto total de la deuda declarada por los estados miembros.

Y las eventuales corridas bancarias? Quien se supone que financiará esas ventanillas abiertas al público?

La situación de las deudas de los principales países de Europa y su relación frente a su propio PIB es la siguiente es realmente dramática. Todos los países han salido de sus coordenadas.

Por otro lado, el tratado de  Maastricht [Países Bajos, 7 de febrero de 1992] que creó las bases de la Comunidad , determinó las condiciones llamadas de convergencia para que los países de la eurozona pudiesen ser admitidos.  Básicamente, explicitó parámetros
básicos, de los cuales rescatamos tres que son fundamentales:

  • La tasa de inflación no podría superar en 1,5 puntos porcentuales, las tasas de
    inflación de los países de menor índice de incremento de precios al consumidor
  • El monto de la deuda pública no podría superar el 60% del PIB de cada país,
  • El déficit de las cuentas públicas no debería superar el 3% de su propio PIB.

A la luz de esas cifras veamos como se comportan hoy, países que están siendo señalados acusadoramente por el gobierno de la Comunidad:

Convergencia

Italia

España

Grecia

Irlanda

Inflación

2,68

2,98

3,00

2,90

3,10

Déficit fiscal

3,00

4,60

9,30

10,60

31,3

Deuda pública

60 %

118

61 %

145 %

95%

No pareciera que estos países podrían ser hoy admitidos en  la eurozona.

Pero al mismo tiempo,  los países que lideran la región tienen un comportamiento
similar:

Convergencia

Alemania

Francia

R. Unido

Inflación

2,68

2,60

2,20

5,20

Déficit fiscal

3,00

4,30

7,10

10,3

Deuda pública

60 %

83,2

82,3

79,9

Tampoco serían admitidos. Todos exceden los límites que  ellos mismos se han impuesto.

Una deuda de 10,2 miles de billones de euros no se contrae  en un solo ejercicio. Es la consecuencia de una política económica de equilibrar  déficits financieros [sean de operación cuanto de inversión] durante varios  años. El stock de deuda de los países de la zona equivale – a valores  de los presupuestos de 2011 – a   7, 88 años de déficit acumulado.

Estos países han jugado a una estrategia de endeudamiento  sin límite, frente a una insólita  ausencia de las calificadoras de riesgo. Si las deudas eran soberanas, todo  estaba bien.

No es extraño. En la crisis desatada el 8 de octubre de 2008  en los escenarios financieros de los Estados Unidos, se ha advertido que los títulos  de bancos y corporaciones financieras que resultaron fallidas, absorbidas o  disueltas, tenían excelente calificación. Hasta el momento de desaparecer parecían  cumplir con los ritos para tener altas calificaciones.

Idéntico proceso se ha generado respecto de las deudas  soberanas.

Pero las batallas que se dieron  en los espacios mercados financieros norteamericanos,
produjeron que ese «reality show»  llevara a las calificadoras de riesgo a reevaluar su propio comportamiento. Y  obviamente su propio riesgo. De sobrevivencia.

Las ya conocidas AAA dejaron de aparecer súbitamente para  ser reemplazadas por escalones menores de calificación. Esto determinó que los  inversores comenzaran a abandonar las naves en peligro de naufragio, en búsqueda  de refugio financiero en otros espacios.

Y quienes son los agentes financieros comprometidos con  deudas soberanas? Los bancos, principalmente de la eurozona.

Pero el panorama se debilitaba aun  más, a la luz de los déficits que los  distintos países expusieron  sobre la mesa  de discusión.

Prevaleció en las políticas de todos  los países de la eurozona, la idea que no había límite para el endeudamiento ni para los déficits de sus cuentas. En pos de un  crecimiento de los niveles de su actividad económica y del soporte político que  los gobiernos necesitaban, gastaron más de lo debido, y para ello se endeudaron  con los bancos.

Estos últimos, también en su búsqueda de altos beneficios sin  mucha labor, prefirieron invertir en títulos soberanos, que se suponía tenía el  aval de los respectivos gobiernos, antes que prestarle el dinero de sus  depositantes a empresas privadas. Pues esas deudas tenían ese aval, pero de  gobiernos sin posibilidad de pagar ni de emitir moneda.

Las decisiones adoptadas hasta hoy se refieren:

  • A  la disminución del 50% de la deuda soberana griega, en un valor aproximado a
    130.000 millones de euros
  • La  obligatoriedad de recapitalizar los bancos europeos
  • La  expresión de compromiso de los gobiernos de la eurozona de cumplir con
    estrictas medidas de disciplina fiscal.

Estas medidas, seguramente generarán consecuencias adversas  a la actividad económica.

Los bancos deberán asumir una pérdida de 130.000 millones de  euros. Se supone que esta cifra, bien la pagan los depositantes – cuyo dinero  prestó el banco – o bien la absorben los accionistas de esos bancos. Es de  suponer que irán por la segunda de las decisiones.

A esa pérdida, deberá sumarse la contingencia que esas mismas  entidades deberán registrar sobre otros activos soberanos, hoy en duda de  cobro. Solamente el 10% del stock de deuda representa una previsión de un mil  billones de euros. Este monto es diez mil veces menor del Fondo Europeo de Estabilización Europea que  prometió la Canciller Merkel…

Los accionistas entonces deberán salir de otras inversiones  [llámense otras corporaciones no financieras] para invertir en títulos  accionarios bancarios, para resolver su problema de liquidez.  Ese cambio de capitalización de las empresas  privadas, podría generar un descenso de su cotización, y con ello un efecto  dominó que aceleraría la caída de esas corporaciones  abandonadas de financiamiento.

Si a este escenario [que ya tiene nombre Merko  ● zy por Merkel y Sarkozy] hacemos subir a  personajes que deberán alejarse de la función pública, por designio de las políticas
de economía de los gobiernos implicados, así como a aquellos otros que ingresen  al panel de los desempleados, la situación luce deprimente.

Los montos en litigio son tan inconmensurables, que  cualquier solución ortodoxa, no alcanzará para revertir sus consecuencias.  Algunos trasnochados manifestantes griegos clamaron en un momento por un nuevo  Plan Marshall, sin tener en cuenta que los Estados Unidos viven  problemas de la misma magnitud. [Ya volveremos sobre esto]. Pero aun si esto pudiere  suceder, el plan de ayuda que se implementó al finalizar la segunda guerra, equivaldría  hoy a una suma del orden de los 800.000 millones de dólares. Esto no alcanza a  ser el 6% del endeudamiento de los países de la eurozona.

El apresuramiento de la Comunidad para definir monedas de  uso común, ha llevado a que en este momento, la crisis en vez de quedar  reducida a países con grave exposición, se interne en toda la zona euro. Y  obviamente no se ha tenido en cuenta que para el uso de monedas similares, es  preciso políticas económicas similares. Y cuando las culturas y las filosofías  de los países son tan diversas como en Europa, esto es imposible.

No es factible importar un ministro de economía ni un plan  de gobierno desde Alemania a Grecia, o desde Suecia a Italia. Y por ello, la  existencia del euro para algunos países es un corsé demasiado ajustado que le  impide facilidad para desenvolverse con libertad. Efectivamente son países que  han enajenado su libre albedrío.

Por ello, las medidas ortodoxas adoptadas  hasta este momento son claramente
insuficientes. Las opciones expresadas de crear calificadoras de riesgo  europeas o emitir bonos con aval del Banco Central Europeo, son sólo respuestas  a las consecuencias, pero no van al origen de esta fantástica crisis  financiera.

Será necesario indudablemente apelar a otro tipo de  decisiones. De mayor creatividad, audacia y profundidad. Medidas que se consensúen  en un nuevo Bretton Woods, [como el de 1944] con los principales socios de la  eurozona: Norteamérica, Asia y Latinoamérica.

Ya no hay  ni tiempo  para esperar  ni lugar que no se  encuentre afectado. Hoy Europa es una zona única y debe comportarse como tal.  Aunque ello no sea del agrado para todos sus integrantes.

La exclusión de algunos países de la zona euro, parece ser la peor  de las soluciones, porque esos países involucrados ingresarían en un espacio caótico,  que ciertamente aumentaría la caída económica y consiguientemente la disgregación  social.

En consecuencia será imprescindible pensar

  • en  plazos no menores a 8 / 10 años para recrear la economía de los países  involucrados,
  • considerar  el mismo plazo para los ajustes presupuestarios
  • trabajar  en políticas concertadas y evitar que por la desesperación cada país salga a  negociar externamente sus activos o sus  pasivos
  • modificar  la paridad del euro frente al dólar a través de una emisión monetaria,
  • cambiar e intervenir el sistema financiero europeo
  • coincidir  en la eurozona en una política de lento aterrizaje.

De lo contrario, esta crisis deberán pagarla los ciudadanos. Y en ese supuesto, no habrá suficientes plazas para albergar a los “indignados”. La recesión ya instalada en la zona euro,  activará sus peores consecuencias. Y ellas caerán lamentablemente sobre todo el
mundo.

Nota: Acompaña hoy Pedro Pablo Rubens con su obra “El rapto de Europa” (1627)

© Santa Fe Associates International.

Acerca de alfredospilzinger

Doctor in Economy (UBA), Doctor of Business Administration (Pacific Western University), Master in Economy (UBA), Certified Public Accountant (UBA) Certified Fraud Examiner (USA)post degree in philosophy, post degree in mathematics, specialization in public finances (UK), specialization in quantum physics.(UBA) Lord of Brownsel (UK)
Esta entrada fue publicada en Organizaciones complejas y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s