Estar En Default Es Simplemente Estar En Defecto.

Como depositarios de la fe publica en asuntos económicos y financieros [facultad que no reconoce ninguna otra profesión] no podemos imaginar que un ente, cualquiera fuere su estructura, quede en defecto.

 

Países, provincias, empresas transnacionales o simples unidades de negocios definen su calidad de actores en el escenario económico, a través del cumplimiento de sus compromisos. Ese cumplimiento rescata la idea del riesgo.

 

El Foro de Firmas Interamericanas, órgano de reunión de quienes guardan celosamente y garantizan la verdad a quienes interactúan en los escenarios mercantiles, persigue celosamente el análisis del riesgo.

 

Y ese riesgo se quiebra con el defecto. Defecto de cumplimiento de las convenciones básicas de los entes que analiza. Y somos los profesionales en ciencias económicas quienes velamos por la no ruptura de esas convenciones. Porque esa quiebra de los principios esenciales de un buen manejo financiero, moviliza a incrementar el nivel de riesgo.

 

Ocurre que la debilidad del ser humano, lo lleva a transitar caminos en algunas oportunidades, por fuera de los senderos demarcados. Es quizás fruto de la búsqueda fácil de respuestas para obtener un resultado beneficioso velozmente y con menores esfuerzos. Y esa búsqueda ansiosa de recursos financieros no siempre prevé como habrá de efectivizarse su repago.

 

Allá hacia el año 520 de la era común, el filósofo romano Boecio, en su obra Consolación de la Filosofía, terminada en prisión antes de ser ejecutado, se explayaba sobre esa debilidad innata del ser humano de caminar hacia el defecto. Como si el pecado original, siguiera siendo una mácula persistente en la vida del hombre sobre la tierra.

 

Desde el Código de Hammurabi, los diez mandamientos, las Biblias, el Corán, las encíclicas hasta las leyes, reglamentos y ordenanzas que se escribieron en lenguajes cuneiforme, latino, arábigo, ideográfico o cirílico estuvieron y siguen estando dirigidos a encaminar al hombre a alejarse de la ruta y subirse al camino.

Porque ruta, vocablo del latín “ rupta” significa justamente roto, ruptura, quiebra. Mientras que el camino es una vía de comunicación, sendero seguro que ha sido ya recorrido y reconocido.

 

Por eso, cuando los dirigentes de los países, las provincias, los entes transnacionales o las simples unidades de negocios lleguen a comprender esto de subirse al camino y mantener las convenciones, convendrán en la necesidad de abandonar los defectos. Los default.

 

El crédito existe desde antes que existiera la moneda. Porque “ creditum,” significa creer en latín. El credo sobre el que se asienta un apoyo financiero para desarrollar un proyecto.

 

Entonces entrar en default de un crédito, por la razón que fuere, es dejar de cumplir las convenciones que se suscribieron al recibir ese crédito. Es decir, faltar al credo, lo que significa dejar en defecto a los integrantes del colectivo [país, provincia o empresa]. En resumen dejarlos en default para ser reconocidos por el resto del mundo como actores no creíbles.

 

Como profesionales garantes de la verdad y depositarios de la fe pública, no podemos ni debemos ignorar las consecuencias nocivas que para cualquier emprendimiento conlleva aumentar los niveles de riesgo. Y debemos denunciarlo.

 

Porque como se dice en las planas llanuras Argentinas, pedir un crédito no es vergüenza. Vergüenza es no pagarlo y que el mundo se entere.

.

 

 

Acerca de alfredospilzinger

Doctor in Economy (UBA), Doctor of Business Administration (Pacific Western University), Master in Economy (UBA), Certified Public Accountant (UBA) Certified Fraud Examiner (USA)post degree in philosophy, post degree in mathematics, specialization in public finances (UK), specialization in quantum physics.(UBA) Lord of Brownsel (UK)
Esta entrada fue publicada en Organizaciones complejas. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Estar En Default Es Simplemente Estar En Defecto.

  1. Daniel Etchechoury dijo:

    Querido Alfredo, estoy en un todo de acuerdo con vos y comparto los fundamentos y conceptos.de tu gran nota, todo en lo que hace a la definición, no así cuando se trata de casos que por lo complejos, no se atienen o encuadran en lo que se pactó.Sin conocer las etimologías de tantas palabras, conozco perfectamente el sentido de muchas de ellas, y también de las condiciones en las cuales se pactó o contrajo deuda y, si bien estas deben honrarse, también deben enmarcarse en el contexto de quién la tomó y para qué.Es por ello que disiento en el final creo que vergüenza es pagar a cualquiera, cualquier cosa.Con el afecto intacto, te saludo y deseo lo mejor.Cordial y atentamente, Daniel Etchechoury. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s