Carta Abierta al señor Presidente

WORLD COMPLEX SCIENCES ACADEMY

ADMINISTRATIVE COMPLEX SCIENCE DEPARTMENT

Established in Bologna – Italy since 2010
Señor Presidente de la República Argentina
Doctor Alberto Fernández

Estimado Alberto:

Me dirijo sin el protocolo que mereces por tu elevada dignidad, porque prefiero hacerlo en los mismos términos en que hablábamos desde 1991 cuando nos conocimos.

Esta carta abierta tiene el mismo significado y contenido intelectual que el que le eviara en abril de 2017 al Presidente Macri, cuando se advertía la debacle hacia la que nos dirigíamos. Nunca recibí respuesta, por supuesto.

Hoy me dirijo a ti, con la esperanza de encontrar eco a las preocupaciones del ámbito intelectual respecto de la grave situación socioeconómica del país y al que te han elegido para resolver. Inmensa responsabilidad, dado el estado de las variables que surgen como cosecuencia de ochenta y nueve años de descontrol, con la excepción de tres islas en las que primó la cordura, lamentablemente incompletas. Los años del Dr. Frondizi, los del Dr. Illia y los primeros años del Dr. Alfonsín.

En 2017 le decíamos al Ing. Macri que la Nación Argentina, ente jurídico que en ralidad no existe sino en la imaginación de sus habitantes, requería soluciones complejas. Y decimos que no existe, como no existen los Estados Unidos, la Comunidad Europea o el Banco Mundial (solo son ejemplos), ya que son producto de nuestra imaginación, como imaginamos una sociedad que se llama Arcor, General Motors, Peugeot o la Sociedad Rural. Existe el Río de la Plata o la Cordillera de los Andes y existen los habitantes, es decir nosotros. Todo lo demás son artificios creados por abogados que imaginan un estatuto y sus leyes fundamentales, pero en realidad no existen.

Por eso los países no quiebran, pero quiebran sus habitantes. No mueren, pero mueren sus habitantes. No tienen emergencias, pero la tienen sus habitantes. No roba la República, roban sus habitantes a otros habitantes. No existe la administración pública, existen los habitantes que la componen.

En consecuencia, como vivimos en un mundo organizado en red, la labor del Presidente elegido es resolver los problemas de los habitantes, que están organizados en redes complejas, diferente de ser complicadas.

Los habitantes necesitamos con urgencia que lo macro sea la trasnformación de lo muy micro. Que es un problema complejo que no puede resolverse con ministros que desconocen lo que es la complejidad y por ello cómo lograr asistirnos en el proceso de evolución que se requiere para instrumentar esa transformación, que es holística.

Un conocido ministro me dijo personalmente que el problema de los jubilados no era tal, porque finalmente se morirían. Le contesté que él también moriría. No lleguemos nuevamente a esa idea, apreciado Alberto.

Tienes condiciones y fortalezas para asumir ese desafío. Te conozco, pero tu equipo de apoyo, de soporte, de asistencia no debe ser solo de amigos. Deben ser intelectuales no comprometidos con soluciones que ya no existen o que en el pasado fracasaron, como tú mismo lo reconociste. El peronismo no existe. El liberalismo no existe. El radicalismo no existe. Son todas creaciones legales elaboradas por abogados que han formalizado un estatuto. Vivimos en el post-liberalismo que es otra cosa distinta, donde la demanda externa tampoco existe salvo en nuestra imaginación, existen solo los individuos adquirentes del exterior, como también los del interior.

Los que se aferran a figuras del pasado están definitivamente rumbo al fracaso, y con ellos todos nosotros. Ya no es posible hacer política con banderas, con mitines en la Plaza de Mayo o con pancartas. Las ideas se transmiten hoy por base digital y no se pagan con choripanes.

Los habitantes argentinos tenemos un metaprograma que traduce las medidas gubernamentales en afirmaciones diferentes a lo que se expresa. Ejemplos como “el que juega al dólar pierde”, “el que traiga sus dólares del exterior pagará menos”, o “las tarjetas les darán comida a los que no lo hacen” se traducen inmediatamente en afirmaciones distintas: “compremos dólares porque subirán”, o “el menor impuesto que pague no me compensará el seguro de cambio frente a una devaluación”, o bien “esas tarjetas se repartirán en los nuevos votos que compren”.

No puede haber más retenciones para el agro. Retenciones son las que en un momento se devueven, entonces retienes, pero este no es el caso porque nunca se devolverá nada. Estos son impuestos que reducirán el neto imponible para impuestos nacionales, provinciales y municipales. Esos 2.000 millones de dólares que se pretenden “retener” producirán un menor impuesto del 53% a nivel nacional, provincial y municipal, es decir que quedarán solo 970 millones. ¿Vale la pena la confrontación?

El haber de los jubilados es, en la enorme mayoría de los casos, del mínimo o cerca de él. El congelamiento de esos haberes me recuerda la frase del ministro que me afirmó que no importaba, ya que finalmente morirían. Mi suegro, mi suegra, mi padre y mi madre murieron con el haber mínimo, y acabo de cerrar los ojos de mi amada esposa que también percibía el haber mínimo. Yo también tengo ese haber, después de haber sido subsecretario de la Nación, pero la dignidad del Dr. Illia nos hizo firmar a todos la renuncia a la jubilación de privilegio.

Votamos por una revolución tranquila al estilo de Quebec en Canadá en 1960, bajo la dirección de Rene Levesque. Sin armas, sin concentraciones, sin amigos, sin gritos ni promesas, solo con estadistas que entendieron y trabajaron para arbitrar la única solución para la región. Hoy goza de una estabilidad socioeconómica excelente y una calidad y nivel de paz muy lejanos al nuestro.

En cambio, hoy los ministros te asisten para pedir 180 días para recién saber qué hacer. No es serio. No es serio que ministros dediquen sus esfuerzos y nuestros dineros en investigar lo que hizo Macri, o Cristina. Eso es conducir un automóvil guiándose por el espejo retrovisor, en vez de fijar la mirada hacia adelante. De seguir así, seguro que nos estrellaremos otra vez.

Tampoco debe haber legislaciones de emergencia, que se vincula con un hecho que “emerge” repentinamente y que normalmente pone una vida en peligro. Nada de lo que ocurre en Argentina es emergente. Arrastramos dolencias desde el 6 de septiembre de 1930, y tú lo has afirmado antes de ser candidato a presidente, por lo ocurrido luego que abandonaras tus funciones de Jefe de Gabinete. El 26 % de los decesos en Argentina se debe a problemas cardiovasculares, muchos de los cuales son producto de stress, de angustia de pecho y finalmente de necrosis isquémica. En otras palabras, falta de oxígeno y flujo sanguíneo a las células que producen su muerte. ¿Cuánto es origen de ello los cambios repetinos y bruscos de las políticas que surgen del Ejecutivo?

Instalemos programas y tranquilidad en una población que sufre modificaciones dramáticas en su vida cotidiana, por imperio de normas que alegremente todos los días los gobiernos cambian.

Entendamos que todo es holístico, esto significa que todo tiene que ver con todo. La vida, el trabajo, la alimentación, las compras y ventas, las exportaciones e importaciones y hasta la muerte. Si dejamos las soluciones en amigos en compartimentos estancos, de seguro que tenemos el fracaso a nuestra mano.

Los antropólogos hoy nos dicen que hace 150.000 años en las cuevas de Boblos (Sudeste africano), el macho alfa de los homo sapiens no buscaba rodearse de los más fuertes ni de amigos, sino de los más inteligentes para que cuidaran sus mujeres y su comida y pudieran continuar su obra una vez que él desapareciera. Repitamos ese modelo, que es el de nuestros antepasados.

Estimado Alberto, esta carta abierta no es para criticar. Es para ayudar a reconstruir una sociedad totalmente devastada, y para eso cuentas con el apoyo de todos. Por favor, piensa en pasar a la historia como un estadista, y para ello no caigas en las recetas de curanderos que te llevarán a ser un político más en la historia de nuestro país.

Con el mismo afecto desde 1991.

Alfredo

Dr. Alfredo Spilzinger
President

 

Acerca de alfredospilzinger

Doctor in Economy (UBA), Doctor of Business Administration (Pacific Western University), Master in Economy (UBA), Certified Public Accountant (UBA) Certified Fraud Examiner (USA)post degree in philosophy, post degree in mathematics, specialization in public finances (UK), specialization in quantum physics.(UBA) Lord of Brownsel (UK)
Esta entrada fue publicada en Organizaciones complejas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s