QUIEN ENTIENDE LOS SISTEMAS COMPLEJOS?

Un sistema complejo es aquel donde la interacción entre sus agentes produce las reacciones del sistema tomado como un todo.

En el lenguaje común, una interacción es la acción que se ejerce recíprocamente entre dos o más objetos, dos o más personas, dos o más organizaciones e, incluso, entre dos o más fenómenos, que a su vez generan uno o más efectos. [1]

Esto significa que existe una relación directa entre el grado de interacciones y la aceptación de un sistema como un modelo complejo. Si no existe interacción, el modelo puede ser complejo, pero no funciona como tal. A su vez, las interacciones fuera del modelo complejo no tienen posibilidades de lograr efectos.

Teniendo en cuenta la complejidad de los modelos biológicos, físicos, químicos, sociológicos, económicos, y todos los demás que imaginemos, podemos llegar a la conclusión de que la vida en el planeta tierra se desarrolla dentro de un sistema complejo.

Elementos totalmente heterogéneos que se encuentran inseparablemente vinculados, de acuerdo con Edgar Morin. Estos sistemas complejos, que se organizan como subsistemas del modelo íntegro en el que vivimos, generan aparentes desórdenes que van desde el orden hacia el caos, en cuyo transcurso se evidencia la complejidad.

Entender estos sistemas es realmente un compromiso paradigmático en el sentido que le ha dado Kuhn[2] , cuando dice que “La ciencia, o mejor dicho su historia, no es una acumulación de conocimientos a través del tiempo, sino, cambios de paradigmas en el mismo”.

Vivimos entonces en la complejidad, pero siempre al borde del caos. El ejemplo del agua que está en orden cuando se congela, pasa a un periodo de caos cuando es calentada a más de 100 grados centígrados y comienza a evaporarse. El hielo se transforma en burbujas (ha pasado del orden al caos), pero cuando esas burbujas suben hasta el techo y toman contacto con una superficie más fría, se condensan y caen nuevamente en forma de gotas que, si se enfrían, vuelven al sistema ordenado.

En definitiva, este es el proceso del hombre sobre la tierra y también el de sus organizaciones. El orden total se encuentra en el cementerio; y el caos, en el diario vivir.

Todo este prefacio es simplemente para visualizar que el mundo y sus habitantes solo pueden avanzar interactuando, ya que de lo contrario quedaremos en el orden del cementerio. Y las organizaciones imaginadas por el ser vivo también deben interactuar, cada día más velozmente, para poder comprender las vertiginosas reacciones que son necesarias y, de esta manera, aprovechar las fuerzas centrífugas y centrípetas del modelo complejo.

Es en un momento amargo como el presente, en el que el COVID-19 se esparce sin fronteras dentro del sistema mundo, en el que nos damos cuenta que esa propagación es simplemente debido a la interacción de los individuos. Aquí, donde los efectos son nocivos, los ciudadanos advierten que la complejidad existe.

Pero hay efectos positivos también, como cuando se encontraron vacunas contra el SARS (síndrome respiratorio agudo grave por sus siglas en inglés) en 2002.[3]

Creer que Argentina, Sud África o Japón están fuera de los efectos del virus y su grave incidencia en el sector económico, es querer desconocer la complejidad y esperar en el cementerio la ayuda de seres extraterrestres. No hay solución lineal. No hay forma de previsión para este tipo de efectos que pueden llegar a ser catastróficos. No hay manual para vivir en el sistema complejo.

Sí, es preciso comprender su existencia y preparar las organizaciones para caminar rápidamente sobre la flecha del tiempo, que tiene solo valores positivos, desde cero hacia el infinito. Repetir acciones, modelos y personajes pasados es como conducir un automóvil mirando solamente lo que pasa en el espejo retrovisor. Esos están destinados a llegar al orden total, al cementerio.

[1] DEBARSY, Thomas and others. Understanding Interactions in Complex Systems. Cambridge Scholars publication, 2017.

[2] KUHN, Thomas. La estructura de las revoluciones científicas. Chicago University, 1962.

[3] JIANG, Shibo; Lu, Lu; DU, Lanying (2013). «Development of SARS vaccines and therapeutics is still needed». Future Virology

Acerca de alfredospilzinger

Doctor in Economy (UBA), Doctor of Business Administration (Pacific Western University), Master in Economy (UBA), Certified Public Accountant (UBA) Certified Fraud Examiner (USA)post degree in philosophy, post degree in mathematics, specialization in public finances (UK), specialization in quantum physics.(UBA) Lord of Brownsel (UK)
Esta entrada fue publicada en Organizaciones complejas. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a QUIEN ENTIENDE LOS SISTEMAS COMPLEJOS?

  1. Jorge Sánchez dijo:

    Muchas gracias. la epistemología de la complejidad,. tal como la ha acuñado @edgar morin es un enfoque necesario a la formación de líderes capaces de introucir transformaciones y de los investigadores comprometidos con la explicación de la vertiginosa realidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s