EL ESTREPITOSO SILENCIO DE LAS MULTITUDES

Argentina ha ingresado con esta cuarentena en el campo de la física experimental. Como consecuencia de este confinamiento estéril por sus resultados ha transformado el habitat de la población en un vacío. Hay una ausencia total de medios materiales por los que se pueda transmitir el sonido.

Vacío porque esa falta de elementos generan una presión menor que la atmosférica. De una promesa de cerrar una grieta, inversamente ha producido 46 millones de grietas. Vivimos en un país agrietado que separa a cada individuo de otro como un muro a punto de derrumbarse. Y ese vacío es absoluto. Como la gruta construida por unos científicos para lograr el silencio absoluto  estamos a menos 26 decibeles, es decir podemos oir solamente el sonido de cómo interactúan nuestras propias células dentro de nuestro organismo.  

Nos ha destrozado un gobierno inútil (no debe tomarse como insulto sino que es simplemente una definición de que no es útil) ha dejado de ser el paradigma de Howard Sherman de “interactuamos luego existimos”. Ese silencio absoluto por lo tanto al aislarnos de la interacción nos está empujando a la no existencia.

Ese siencio absoluto solo está interrumpido por cataclismos de sonidos que se generan por fallecimientos de próceres deportivos, o de actores de ficciones o de bandadas de defensores o detractores de alguna ley que al parlamento se le escapa aprobar sin darse mucha cuenta. Pero como somos ni deportistas ni actores no tenemos el privilegio de ser parte del bullicio.

Pero enseguida volvemos a silencios negativos. El silencio nos domina y la intergrieta se profundiza con un vacío en el que volvemos a sentir solamente nuestros diástoles y sístoles alimentar esos cuerpos que se van desintegrando.

Por ello, la historia nos recordará como un sub planeta que sucumbió a un agujero negro que desapareció del  planeta tierra y que alguna vez supo ser democrático, alegre y prodigioso, habitado por raros seres que se convirtieron en estatuas de arcilla silenciosas, mientas solo quedan expuestas  tumbas al estilo egipcio de  los que fueron sus últimos gobernantes y que fueron enterrados en sarcófagos junto a sus joyas y bienes preciosos a la espera de una eternidad en la que pudieran volver a gozar de sus pertenencias.

Por mi parte quedo en el vacío silencioso nuevamente para poder volver a escuchar como late mi corazón hasta que llegue le momento de convertirme en estatua de arcilla.

Parafraseando a Buda, de seguir así todo, el final es inevitable, el sufrimiento optativo.

Acerca de alfredospilzinger

Doctor in Economy (UBA), Doctor of Business Administration (Pacific Western University), Master in Economy (UBA), Certified Public Accountant (UBA) Certified Fraud Examiner (USA)post degree in philosophy, post degree in mathematics, specialization in public finances (UK), specialization in quantum physics.(UBA) Lord of Brownsel (UK)
Esta entrada fue publicada en Organizaciones complejas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s